El Poder del Color con Capture One

El Poder del Color con Capture One

Siempre escuchamos "tratamiento de color" como un eco. Sabemos que se hace pero, ¿PARA QUÉ?

Las herramientas de edición de color nos ayudan a seleccionar y aislar cualquier color de nuestras fotos con el objetivo de hacer modificaciones en el matiz, la saturación o la luminosidad.

Una pausa. Te explicamos a qué se refieren específicamente estos términos con el modelo HSV (del inglés Hue, Saturation, Value ). 

Hue. Se traduce como “tono”, “tonalidad”, “matiz”. Representa los colores primarios (rojo,
verde, azul) con todos los matices intermedios que podemos percibir cuando los situamos en
el círculo cromático (naranjas, amarillos, morados…). Los valores de tono se refieren
mediante su posición en el círculo cromático. Queda normalizado que el rojo primario se
sitúa a 0º, el verde primario a 120º y el azul primario a 240º, volviendo al rojo cuando
regresamos al origen del círculo a 360º

Saturation. Se traduce como saturación y representa la cantidad de color. De tal manera que si cualquier color pierde saturación tiende hacia el gris.
Si la gana, se aleja del gris y gana “color”. El valor mínimo de saturación para cualquier color
es el gris, mientras que el máximo es el color más puro, más “intenso”. Al igual que la luminosidad, este canal se suele representar como un porcentaje o un rango de valores entre 0 y 1. En las coordenadas cilíndricas HSL, la saturación es la coordenada que representa la
posición de un color en el radio del cilindro.

Luminance (luminosidad): Traducido directamente como “luminosidad” pero también como “claridad”.
Podríamos entenderlo como la cantidad de luz. Cualquier color al aumentar su cantidad de
luz tiende al blanco. Si, por el contrario, la cantidad de luz disminuye tenderá al negro. El
valor máximo de luminosidad de cualquier color es el blanco. El valor mínimo será el negro.
El rango de valores de este canal se suele referir como un porcentaje: 0% luminosidad
mínima (negro) y 100% luminosidad máxima (blanco). También se puede referir como un
rango de valores entre 0 y 1.

En Capture One, la herramienta de edición de colores permite aplicar correcciones de forma hÍper localizada con el uso de capas.

¿Eso qué significa? Precisión exponencialmente mayor.

Y de nuevo, ¿para qué trabajar en el color?

El color transmite emociones y generalmente eso está íntimamente ligado a la manera en que percibimos los colores y la luz que hay en ella.

Y es que, los colores forman parte de todo lo que nos rodea aunque los demos por hecho.

Al imaginar y crear imágenes, siempre tenemos que tomar en cuenta los colores y la luz que tienen las cosas para lograr transmitir las emociones o sensaciones que queremos como fotógrafos. ¿Cómo podemos hacer para obtener un equilibrio adecuado de colores en nuestras fotos para obtener los resultados que queremos?

Para ello se estudia la Teoría del Color, que incluye de qué se componen los colores, cómo se combinan…

Nuestros ojos están preparados para percibir hasta un millón de colores. Los fotones llegan a nuestras células sensibles a la luz y nuestro cerebro las traduce en formas y colores.

A través de los conos, podemos distinguir los colores; mientras que con los bastones recibimos las variaciones de luz.

En las cámaras, son los sensores los que traducen los fotones en información los traducen en colores. Cuantos más píxeles, más capacidad de traducir más y mejor los colores y la luz. 

Veamos qué piensan los fotógraf@s acerca de esto:


Según Jennifer Adler, captar el azul en el agua no es tarea fácil. «El agua es aproximadamente 800 veces más densa que el aire y absorbe la luz rápidamente. Los colores comienzan a desaparecer a medida que se desciende: el rojo es el primero, luego el naranja, luego el amarillo a unos 20 metros».

“Al editar estos colores de nuevo puedes ayudar a eliminar el azul verdoso que predomina a menudo en las fotos subacuáticas. Lograr los colores correctos puede ayudar al espectador a sentir como si estuviera allí conmigo, a ver exactamente lo que yo vi».



Para Michelle Watt, los humanos venimos contando historias con el color rojo desde nuestros albores. Es el primer color que ven los recién nacidos, y el primer color que se usó para crear arte en las paredes de las cuevas. Representa nuestros sentimientos más potentes, como la rabia y el amor. Y desde Coca Cola hasta Netflix, las marcas desean destacar con el uso del rojo. El rojo incluso hace latir nuestros corazones más deprisa, lo que lo convierte en uno de los colores más potentes.


El verde es uno de los colores más interesantes según Macieck Miloch, pues el ojo humano puede identificar más matices de verde que de cualquier otro color.


Y tú, ¿a qué color le encuentras mayor potencial? 

Horizontal en Instagram


Horizontal en Youtube